Image default
Nacionales

Campo salvaje: un joven de Luján discutió con su vecino tras usurparle la casa y le clavó una horquilla en la cara

El acusado, de 18 años y con antecedentes, fue detenido: su víctima perdió un ojo. Dos de los que participaron de la pelea son ex cuñados. La historia detrás del enfrentamiento. Un caballo y su montura, piedrazos, una casa vacía y un ojo perdido. Así podría resumirse la violenta pelea entre vecinos que tuvo lugar hace algunas semanas en la ciudad bonaerense de Luján y dejó como resultado varios heridos y un joven de sólo 18 años detenido, acusado de tentativa de homicidio.

 

Todo ocurrió el pasado 11 de septiembre, en horas de la tarde, en el barrio Santa Marta, un lugar de viviendas rurales, caminos de tierra y rodeado de mucho campo. Allí, sobre la calle Palo Borracho entre Los Lirios y Los Claveles, un joven, su padre -un hombre de 56 años- y su hermano, decidieron ir a inspeccionar en qué estado se encontraba una pequeña casa que es de su propiedad y que desde hace varios meses está deshabitada.

Tenía sospechas: un vecino lo alertó acerca de que había un grupo de personas que estaba usando la casa como depósito para guardar allí objetos que aparentemente serían robadosAdemás, el dueño también quería chequear que su vivienda no haya sido ocupada, dada la situación en la provincia de Buenos Aires.

Cuando el propietario llegó vio algo extraño. Dentro de su casa había un caballo. Sorprendidos, comenzaron a sacar de lugar en primer lugar la montura del animal que también estaba ahí dentro del inmueble, sin sospechar que ese simple acto sería el puntapié inicial de una situación violenta que por poco termina con en tragedia.

En ese momento, apareció en escena un grupo de jóvenes que comenzó a insultarlos y ordenarles a los gritos que dejaran todo donde estaba. Algunos se conocían. De hecho, el líder de la banda que llegó para impedir que sacaran la montura es el ex cuñado del joven dueño del inmueble. Alguna rencilla quedó de tiempo atrás pero lo cierto es que obviamente sabían que la propiedad no era de ellos, aunque no les importó.

Una horquilla similar fue usada en el ataque (imagen ilustrativa) ShutterstockUna horquilla similar fue usada en el ataque (imagen ilustrativa) Shutterstock

La discusión se tornó cada vez más violenta y la tensión entre los tres dueños de la propiedad y el otro grupo incrementó hasta explotar.

De repente comenzaron los empujones, golpes y patadas. Más personas se sumaron al grupo agresor y finalmente se armó una violenta gresca. Fue entonces que ocurrió lo peor. El joven de 18, identificado como D.M.C, tomó una horquilla (una herramienta muy utilizada en el campo) y se la clavó al hombre de 56 años en el ojo izquierdo, un ataque que hirió otras partes de su rostroInstantes antes de atacarlo, el joven le gritó Te voy a matar, te voy a matar, para luego atacarlo con la herramienta, según pudo saber Infobae. La horquilla es un elemento de un tamaño importante. Una simple búsqueda por Internet permite saber que su medida puede llegar hasta superar el metro y medio tranquilamente.

No les importó la violencia del ataque y los insultos continuaron. Fue entonces que comenzaron a arrojarles piedras hasta que los obligaron a subirse al auto y se tuvieron que ir del lugar. Los dos hijos del hombre que fue agredido con la horquilla sufrieron golpes en la cabeza y excoriaciones. El dueño de la casa sufrió, además, lesiones en el pómulo derecho y en el cuero cabelludo.

Las fuentes consultadas por este medio indicaron que el hombre sufrió una desconexión del nervio óptico. “Perdió el ojo”, dijeron a Infobae sin ningún tipo de eufemismo.

La denuncia recayó en la UFI N° 10 a cargo de María Laura Cordiviola quien luego de una rápida investigación logró identificar al autor del ataque y ordenó el lunes pasado su inmediata detención. Además de la tentativa de homicidio, fue acusado del delito de hurto simple. Es que en medio de la huida para salvarse del brutal ataque, el dueño de la casa y sus familiares se olvidaron una mochila. De acuerdo con la investigación, D.M.C. se apoderó del objeto y ahora por eso la acusación es todavía más grave.

“Se conocían de antes, de pronto quedó alguna cuenta pendiente porque sabemos que no se llevaban bien pero la verdad es que fue un milagro que no lo haya matado. El dato que le llegó al dueño es que usaban la casa que guardar objetos que aparentemente fueron robados”, revelaron a Infobae.

Otro dato que pudo saber este medio es que D.M.C. es un joven con otra causa abierta. Está imputado por la participar de un robo a una verdulería, en un hecho que ocurrió el 22 de abril de 2020. De acuerdo con esa investigación, junto a otros cómplices, amenazó a la dueña del local, trabajadora del lugar, y le robó 14.000 pesos. La banda huyó a bordo de una moto que los esperaba en la entrada del negocioPor este episodio, está imputado de robo agravado por su comisión en poblado y en banda y declaró el martes ante la misma UFI 10. Por el momento, no hay más detenidos por el ataque que le cotó el ojo al hombre de 56 años.

Fuente: Infobae

Noticias Relacionadas

Coronavirus en Argentina: una mujer que violó la cuarentena mordió y les arrojó gas pimienta a tres policías

Diario Policial

Intensos rastrillajes en Resistencia para encontrar a Lorena Romero

Diario Policial

Amenazó con mostrar fotos íntimas de su pareja y ahora tendrá que hacer un curso

Diario Policial

Escriba un Comentario