Image default
Interior

Esquina: Carta al lector: Hoy la sensación en toda la sociedad es: » y ahora quien los para?”, “el uso de la «fuerza política» para los favores”

Ante los acontecimientos de público conocimiento, y esperando el momento adecuado para vertir las opiniones sobre el tema, que no es objetiva claramente, pero permiten dilucidar los hechos. En principio, el repudio a la violencia Física y todo tipo de violencia implícita. Pero de todas las partes.

Según versiones los hechos acontecieron en la vía pública pasado los festejos de año nuevo. Acá lo que merece un análisis es lo posterior. Un interrogante. Hablamos de apremios ilegales? Y luego de eso, el premio ilegal. Aquellos quienes pregonan en sus declaraciones que los remontaron a las prácticas de la época más oscura de la dictadura militar. Luego usando el nepotismo y el poder político para conseguir favores? No es acaso abuso de poder?

La policía está para hacer cumplir la ley, las normas impuestas. Una de ellas es la ordenanza municipal vigente de la no permanencia en lugares públicos a esa hora. Cuál fue el delito? Quienes incumplieron la ley? Hoy la sensación en toda la sociedad es: » y ahora quien los para”. Y la respuesta está en quienes movilizaron a la cúpula más alta de la política para cumplir con el capricho de no me gusta tu accionario ándate que acá mando yo, ésas eran las prácticas netas de los gobiernos del proceso militar.

Los que convocaron a la loca marcha en un pueblo que tiene conciencia histórica pero que no pretende traer a este lugar eso que quieren imponer. No fue un accionar de la policía como en la dictadura militar aunque le quieran dar ese tinte. Acá la práctica fue de la dictadura política usando el amiguismo para querer darle un toque de un hecho que fue más bien grave en las redes sociales y en las opiniones detrás de las cuentas de Facebook.

El trasfondo es más grave, mucho más. La preocupación no está en el accionar de la fuerza pública, el trasfondo es la atención al show del circo mediático y no a la verdadera problemática de los jóvenes que no pueden ser controlados, el libertinaje y lo que todos sabemos, el consumo indiscriminado de drogas que lamentablemente no es visto como un flagelo, ya sea por falta de interés o por connivencia.

Acá la sociedad está dividida, entre quienes quieren estar en paz y quiénes prefieren ocultar lo que realmente fue la gravedad del hecho. Sin entrar en lo que sintieron las madres de los jóvenes, los jóvenes, y los que fueron parte del hecho, quedó una cuestión de fondo. Y eso sí que es más peligroso que cualquier cosa. El no respeto, el desmerecimiento al trabajo de las personas, y el uso de la «fuerza política» para los favores.

Las instituciones se respetan. Todas, absolutamente todas. Desde el cumplimiento de los «Deberes de funcionario público», pero de verdad. Que la hoja no nos tape el árbol. Hoy levanta la bandera de la justicia quien hace algún tiempo fue cuestionado por favorecer lugares que no debía hacerlo. Deber. La cuestión de fondo es otra. Ciudadanos abran los ojos. No desvíen la atención en lo que ellos pretenden imponer como «la maldita policía». La maldita política hace más daño. Se disfraza de servicio, y no es más que el uso de favores.

Fuente: TN ESQUINA

Noticias Relacionadas

Por Desperfecto Mecánico, Termino Volcando un Camión y Choco Contra Otro

Diario Policial

Despues de Varios Allanamiento en Empedrado, Detienen a Autores de Robo y Recuperan los Elementos

Diario Policial

Detienen a un Hombre de 58 Años, en Caa Cati. Por Delito Contra la Integridad Sexual

Diario Policial

Escriba un Comentario