Resistencia: condenan a 9 años de cárcel al asesino del vecino que evitó un robo

La Cámara Tercera en lo Criminal dio a conocer ayer el fallo condenatorio a Cristian Oscar Humeres, alias “Corrientes” o “Correntinito”. “Beto” Gómez como le decía su familia y amigos tenía 42 años y terminó asesinado cuando evitó que roben la moto a un joven en las primeras horas del 18 de septiembre de 2016. Ayer el tribunal conformado por Susana Gutiérrez, Ernesto Azcona y Gustavo Serrano resolvió condenar a nueve años de cárcel a Humeres. El fiscal de Cámara Sergio Cáceres Olivera y la querella habían solicitado una pena de 15 años, por lo que se estima que apelará el fallo dictado al mediodía en la sala de avenida San Martín y Juan B. Justo.

Humeres.jpg
El asesino Cristian Oscar Humeres, ayer cuando le retiran las esposas para escuchar la sentencia.

En el juicio quedó acreditado que Humeres apuñaló a Gómez, cuando se interpuso a un robo que estaba en proceso en la avenida Chaco y Loma Negra. Luego de estar internado el hombre murió.

El 18 de septiembre de 2016 a las 5.30, Enrique Iglesias, fue rescatado por Gómez, que regresaba de un baile y no dudó en auxiliarlo cuando escuchó que pedían auxilio en forma reiterada.

Aquel domingo – Beto- recibió una mortal herida debajo de la tetilla izquierda, de parte de Humeres con un cuchillo.

Gómez dio su vida por ese joven que en el juicio no aportó mucho: “No recuerdo absolutamente nada”, expresó Iglesias.

Se le leyó lo que declaró durante la investigación a cargo del fiscal Héctor Valdivia y dijo tampoco no tener presente esos dichos. Luego fue citado un primo, que también estuvo en el momento del hecho.

Gomez asesinado.jpg
Alberto “Beto” Gómez fue asesinado cuando defendió a un joven en un aparente intento de robo de su moto.

Fernando Prieto, también sostuvo no recordar, por lo que el fiscal de Cámara Cáceres Olivera y la querella solicitaron ante la reticencia de ambos testigos, ordenar la detención por falso testimonio.

Las dudas en torno al crimen de Gómez que recibió un certero puntazo debajo de la tetilla izquierda, y que agonizó un día, están si el caso responde a un intento de robo de la moto de Iglesias u otras cuestiones: es que tanto Humeres como Prieto e Iglesias son de la misma zona, y surgen indicios que se conocían, de acuerdo al relato de un testigo. Las posibles represalias o ajuste de cuentas posterior al juicio – sería tal vez la razón- por las que ambos jóvenes dijeron no recordar cómo sucedieron los hechos.

Sin embargo Iglesias, también fue apuñalado en la espalda, asegura que le habían robado, aunque dice no saber si el autor fue Humeres. Además, los testigos que debieron declarar en el juicio no supieron precisar si realmente quisieron sustraerle algo. Declararon que en un momento dos personas que llegaron, le dijeron “levántate que no te pasó nada” y que pretendían llevarse la moto que había quedado tirada.

Es en ese momento que Gómez aparece y pide a todos que se vayan y dejen tranquilo al muchacho que estaba lesionado y en el piso: así es que trató de socorrerlo y se inicia una discusión con uno de los jóvenes que habría comenzado a agredirlo en principio con una botella de cerveza. En esa pelea, uno de los sujetos (Humeres), extrae un cuchillo de grandes dimensiones y le provoca una grave herida en la zona del corazón. En ambos ataques, no se pudo secuestran ninguna arma y confirmar si el agresor de Gómez e Iglesias fue el mismo.

Humeres logró ser detenido en Corrientes, por eso su apodo, en un operativo entre la Policía del Chaco y de la vecina provincia. Cayó en la localidad de Caa Catí, ubicada a 130 kilómetros de la capital.

diario norte

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *