CHACO: Robo de la leche: dictan prisión preventiva a un comerciante acusado de ser el jefe de la banda

A pocas horas de haberse puesto al frente el equipo especial conformado por los fiscales Lucio Otero, Graciela Griffith Barreto y Nélida Villalba, fue dictada la prisión preventiva al comerciante José Luis Maidana, al ser considerado el jefe de una asociación ilícita.  La declaración que prestó Antonio Escalante, un arrepentido con prisión preventiva, permitió que los funcionarios judiciales puedan conocer detalles muy importantes sobre el robo de 200.000 kilos de leche del Estado.

La causa que originariamente recayó en manos de la fiscal de investigaciones Nº3 Rosana Soto – y que a partir de su semana en turno- obligó a sus pares del equipo especial, hacerse cargo de las nuevas medidas, tiene a seis personas detenidas.

autoservicio allanado.JPG

NORTE pudo confirmar que en las últimas horas, los fiscales dictaminaron prisión preventiva para Maidana, dueño del comercio Norita y empleador de Escalante que con el acuerdo de “imputado colaborador” podrá obtener atenuantes en futura condena.

De esta manera, Marcela Olga Josefina Aceval, considerada una de las organizadoras del robo de la leche fortificada para niños de 0 a 2 años, de galpones que alquilaba el ministerio de Salud, y Maidana están con prisión preventiva. Maidana es señalado como el jefe de la asociación ilícita , entre otros delitos (fraude, hurto agravado).

Además quedó imputada Carina Lew, por violación de los deberes de funcionario público, Martín Eduardo Bodini y Gabriela Yoloff, que trabajarían en el Ministerio de Salud del Chaco.

La maniobra para cometer el delito NORTE pudo saber que la organización habría obtenido la leche en polvo de tres lugares: los galpones ubicados en la ruta 16, un mayorista y un predio ubicado en la ruta 11 cerca del barrio Cristo Rey.

Autoservicio Norita, una de las firmas que está afectada por la investigación del robo de la leche destinada a Salud Pública.

Una vez que la leche estaba en poder de la organización era trasladada hasta inmuebles relacionados con la firma Norita, de Maidana.

Ya en los galpones la leche era descargada y se volvía a embolsar. Algunas veces en paquetes grandes y en otras ocasiones en bolsas de no más de un kilo. La finalidad era colocarla en el mercado legal.

Este tipo de manipulación de un alimento pudo a su vez provocar grandes problemas de salud en consumidores, que desconocían tanto el origen de leche como las condiciones en las que era almacenada.

Dos detalles llamaron la atención

Por un lado se habrían encargaron de eliminar los envases de la leche robados mientras también simulaban algún tipo de respaldo de tipo bromatológico, en caso de que se inspeccione la carga.

A su vez el arrepentido mencionó que parte de la leche fue canjeada por distintos tipos de quesos que eran Norita, una de las firmas que está afectada por la investigación.

Estas operaciones comenzaron a comienzos de año, es decir mucho antes de que se tomara conocimiento del gran faltante en los galpones de la provincia. Y hasta contaron con una llave de las instalaciones.

También se supo que pretendieron prender fuego a los galpones, pero la presencia de gente lo impidió. La intención seguramente era que incendio reduzca todo a cenizas, algo que habría permitido ocultar el robo.

Luego de las declaraciones del arrepentido los investigadores pudieron avanzar y hasta lograron determinar dónde se pudo colocar la leche que fue envasada luego del robo. No se descartan nuevos operativos

 

DIARIO NORTE

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *