DIARIO POLICIAL
Nacionales

“Sólo queríamos que esté preso y que la Justicia se encargue de él”

Si bien el femicidio de Sonia Cerpa (40) será muy difícil de olvidar para todo Dos Hermanas, pareciera que el pueblo comienza a recobrar la calma al saber que Valdir “Cuerero” Prestes Barboza continúa detenido y que el hermano de la víctima recuperó la libertad tras el episodio que derivó en la detención de ambos.

En la víspera, El Territorio regresó al paraje Laguna Azul, ubicado a unos 45 kilómetros del casco urbano de Dos Hermanas, donde gran parte de la familia Cerpa, compuesta por quince hermanos y sus padres, se refugia del dolor; pero ahora con la tranquilidad que les significó la detención del principal sospechoso. Ahora, aseguraron, esperarán los tiempos de la Justicia para que se pueda esclarecer el caso por completo.
Entre los presentes estaba Gustavo Cerpa (23), quien el domingo divisó al sospechoso tras seis días prófugo e inicialmente sufrió un ataque del cual se tuvo que defender y eso derivó en un enfrentamiento entre ambos hasta que pudo intervenir la Policía.
Tras ese procedimiento Prestes Barboza terminó hospitalizado y Gustavo detenido por la agresión, aunque el martes recuperó la libertad tras declarar ante la magistrada Nuria Allou, titular del Juzgado de Instrucción Dos de Eldorado, interviniente en la causa.

“Pueblo tranquilo”

En este contexto, tras una semana de dolor por el femicidio de su hermana y el drama por sus horas detenido, Gustavo habló en exclusiva con este matutino y señaló que “jamas pensé en hacer justicia por mano propia, sólo colaboré para atrapar al asesino de mi hermana. Desde el día del asesinato de mi hermana, la primera noche que pude dormir un poco fue en la comisaría porque antes de eso fueron seis días que no dormíamos ni comíamos bien. Sólo quería que el culpable esté preso”.
La aprehensión de Prestes Barboza se había concretado el domingo, en el paraje Piñalito Sur de San Pedro, tras seis días de pesquisa y búsqueda de la cual incluso participaron familiares y vecinos de la víctima.
Al respecto, el joven indicó que “eramos muchos los que estábamos colaborando con la Justicia porque conocemos la zona, que es de mucho monte y de muchas hectáreas, conocemos a la gente del lugar” y recalcó que “nunca pensamos en hacer justicia por mano propia, aún sabiendo que es un tipo muy peligroso que se había escapado de una cárcel de Brasil y que era capaz de hacer cualquier daño con tal de escaparse”.
Y continuó: “Sólo queríamos que esté preso y que la Justicia se encargue de él. Hoy, a pesar del difícil momento, nos encontramos contentos, ya pasó la pesadilla. Personalmente recibí un gran apoyo de la familia y de toda la comunidad y queremos agradecer el gran trabajo y acompañamiento de la Policía, gracias a Dios todo terminó con éxito y hoy la familia está más tranquila”.
Para Gustavo, la detención de Prestes Barboza no sólo es sinónimo de seguridad para su familia, sino para el pueblo entero. “También el pueblo está más tranquilo ya que no era fácil lidiar con este caso sabiendo que no se trataba de cualquier persona, sino de un tipo que era muy peligroso y andaba suelto por las calles. No fue fácil porque es algo que nadie espera, pero acá estamos superando el difícil momento, tratando de tranquilizar los nervios con toda la familia unida. Esperamos que nunca vuelva a pasar algo similar en ningún lugar del país”, expresó.
El muchacho fue excarcelado tras casi dos días detenido, aunque seguirá ligado a la causa como imputado por lesiones graves en perjuicio de Prestes Barboza.
Tras su liberación el martes al mediodía y su regreso a Dos Hermanas, Gustavo fue recibido por el pueblo como un héroe y al respecto señaló que “estoy muy agradecido con el pueblo y con la familia, me recibieron con los brazos abiertos y muchísimas demostraciones de afecto”.

La captura

El último domingo, este matutino estuvo presente en el momento en el cual Prestes Barboza llegó al hospital de San Pedro, donde recibió las primeras curaciones luego del altercado con el hermano de la víctima y su posterior detención por parte de la Policía.
Las fuentes detallaron que el hombre tenía disparos de arma de fuego que le provocaron una fractura de húmero, una lesión en el tobillo y otra en el pie. Las lesiones fueron provocadas por un calibre 16 perteneciente a los civiles que participaban de la búsqueda.
También tenía heridas de arma blanca en el rostro, muslo derecho y en la zona inguinal. Tras la primera atención, el sujeto fue derivado al Samic de Eldorado, donde hasta ayer permanecía internado a la espera por su evolución, pero fuera de peligro. Se estimaba un tiempo de 45 días de recuperación, aproximadamente. Una vez que esté en condiciones de recibir el alta, deberá comparecer ante la Justicia para prestar declaración indagatoria por el delito de femicidio.
Los investigadores creen que el hombre habría contado con un refugio en una chacra cercana a donde ocurrió el crimen e incluso el sábado se procedió a la detención de cuatro personas que habrían prestado colaboración para que el sujeto se pudiera mantener en la clandestinidad casi una semana.
Entre ellos estaría su actual pareja, además del padre de la muchacha, un hermano de ésta y un vecino. Antes de la detención, en la zona los pesquisas habían encontrado al menos dos “campamentos” donde Prestes Barboza pasó noches oculto e incautaron varios elementos como ser vestimentas, calzados, un documento y un celular.

El caso

Sonia Cerpa fue hallada sin vida en su chacra de Laguna Azul el 18 de febrero por la mañana y se convirtió en la primera víctima de femicidio de la provincia este año.
El cuerpo estaba tendido en el patio de la vivienda que compartía con sus hijos y marido. Tenía múltiples lesiones de arma blanca, a tal punto que la autopsia no pudo establecer qué herida le provocó la muerte.
El crimen fue descubierto por su marido cuando llegó de trabajar cerca del mediodía y quien orientó la investigación fue la hija mayor de la víctima, de apenas 6 años.
Ella y su hermana menor (2) vieron toda la secuencia y huyeron al monte por pedido de su madre, quien estaba siendo brutalmente atacada.
La pequeña, en una declaración que deberá ser constatada y judicializada en el devenir de la causa, expresó a los uniformados que horas antes Prestes Barboza había llegado al lugar y se puso a hablar con Sonia. Esa conversación se convirtió en discusión y terminó de la peor forma posible.
La niña añadió que en medio de la pelea el sujeto sacó un arma y abrió fuego contra su mamá, aunque no la hirió, pero luego extrajo desde sus prendas un cuchillo y la asesinó.
Prestes Barboza y la víctima habían tenido una relación de cerca de un mes, pero Sonia escapó debido a los maltratos que sufría. Entonces retomó la relación con su marido y padre de sus hijos.
El hecho también sacó a la luz que el asesino estaba en Misiones como fugitivo, ya que tenía un pedido de captura emitido desde Brasil por haberse escapado de la Penitenciaria Montenegro, Río Grande Do Sul, donde cumplía una condena por abuso sexual desde 2016.
Fuente: El Territorio

Related posts

Condenaron a dos prefectos por el crimen de Víctor Alegre

Diario Policial

Posadas, Villa Bonita: grabaron y difundieron una brutal agresión a un menor de 16 años

Diario Policial

Vilelas: secuestró a su mujer cinco días y con un amigo la violaron

Diario Policial

Escriba un Comentario