DIARIO POLICIAL
Nacionales

Bolsonaro enviará a las fuerzas armadas a combatir los incendios

Por decreto, autoriza desde el sábado y por un mes el uso de “tropas para acciones preventivas y represivas contra delitos ambientales”, a condición de que “sea solicitado por el gobernador” del estado correspondiente. El caso brasileño llegará a la cumbre del G7, que empieza hoy. Científicos hablan de “punto de inflexión” en el desmonte. Cuestionan también a los gobiernos de Paraguay y Bolivia. 

 

rasilia, 23 (AFP) – En discurso televisado para todo el país, Bolsonaro dijo que su gobierno es “muy consciente” de la situación y que  luchará “contra el crimen ambiental” de la misma manera que combate los delitos comunes. Es la primera medida adoptada por el mandatario en respuesta a la presión internacionalpor el alarmante aumento de incendios y las preocupaciones del agronegocio, que sufriría consecuencias por la inacción. El decreto, firmado tras reunión de emergencia con varios de sus ministros, autoriza la actuación de las fuerzas armadas incluso en tierras indígenas, áreas de frontera y de conservación ambiental. El ministro de Defensa, Fernando Azevedo, “definirá la distribución de los medios disponibles y los Comandos responsables de la operación”, agrega el texto.

En principio el gobierno brasileño atribuyó los incendios a la temporada seca y Bolsonaro insinuó que las ONG serían responsables, lo que desató una oleada mundial de críticas en su contra. Varios gobernadores amazónicos alertaron estos días de que no cuentan con recursos suficientes para combatir incendios. Los fuegos en Brasil aumentaron 85% en lo que va del año respecto al mismo periodo de 2018. Datos satelitales del Instituto de Investigaciones Espaciales (INPE) cuentan que hasta el 22 de agosto hubo 76.720 puntos de incendio-, con 52,6% en la región amazónica.

“Cualquier amenaza”

Edson Leal Pujol, jefe de las Fuerzas Armadas, dijo que sus soldados están preparados para defender la Amazonia, aunque sus palabras parecieron referirse más a otras amenazas que a los incendios. “Que no se equivoquen los incautos que insisten en salvaguardar los propósitos de la Amazonia brasileña; los soldados estarán siempre alerta y vigilantes, listos para defender y repeler cualquier tipo de amenaza”, afirmó el militar en Brasilia.

brasilia.jpg
Bolsonaro habló por cadena nacional este viernes para explicar las medidas que tomará su gobierno para combatir los incendios. Durante el discurso hubo cacerolazos de repudio en la principales ciudades, como este en Brasilia.

 

Presión internacional

Igual que las llamas, la presión internacional seguía extendiéndose. Miles de activistas protestaron al exterior de las embajadas brasileñas en decenas de países.Los líderes de Reino Unido, Francia y Alemania sumaron voces al coro de preocupación mundial. El mandatario francés, Emmanuel Macron, acusó a Bolsonaro de haber mentido cuando minimizó preocupaciones sobre el cambio climático en la cumbre del G-20 celebrada en Japón en junio.

Asimismo, agregó que en tal contexto, Francia se opondrá al acuerdo agrícola alcanzado entre la Unión Europea y el Mercosur. Un portavoz del primer ministro británico Boris Johnson dijo que está “profundamente preocupado” por los incendios y el “impacto de la pérdida de estos preciosos hábitats”, y usará la cumbre del G-7 para “pedir renovada atención a la protección de la naturaleza”. La canciller alemana, Angela Merkel, también indicó que los incendios deberían estar en la agenda del G-7.

brasilia.jpg
El presidente francés Emmanuel Macron (en el centro de un grupo de representantes de la sociedad civil) posa tras reuniones consultivas en el Palacio del Elíseo, en la víspera de la cumbre anual del G7, adonde llevará la preocupación por el grave deterioro ambiental que implican los incendios en la Amazonia.

 

“Punto de inflexión en la deforestación”

El sistema satelital Detecção de Desmatamento em Tempo Real (Detección de deforestación en tiempo real) del INPE (agencia aeroespacial brasileña) comenzó a monitorear la deforestación en 2015. Los últimos datos consolidados ofrecidos por el sistema muestran que en el mes de julio se deforestaron franjas de bosque en una superficie similar a la del Gran Londres, unos 1.600 km2. La cifra es casi un tercio más alta que el registro mensual anterior. Este ritmo de crecimiento de la deforestación amazónica en Brasil es tan veloz que se acerca a un punto de no retorno, dijo el INPE.

Un estudio de 2016 publicado por la Academia Nacional de Ciencias estimaba que el punto de inflexión que significa la conversión de la selva tropical a sabana sucede cuando la deforestación alcanza del 20% al 25% de la cubierta arbórea total. En ese momento, la deforestación era del 17%. El estudio tuvo en cuenta factores como la deforestación, el cambio climático y el aumento de incendios forestales.

La selva juega un papel vital en la estabilización del clima global al actuar como “sumidero de carbono”, ya que absorbe CO2 de la atmósfera. Sin el bosque, la tierra podría transformarse en sabana, disminuyendo mucho el control del CO2. Philip Fearnside, profesor del Instituto de Investigación de la Amazonia de Brasil, explica que “No podemos calcular exactamente dónde están, pero sabemos que están muy cerca. Tenemos que hacer las cosas de inmediato. Desafortunadamente, no es lo que está sucediendo. Hay personas que niegan que incluso tengamos un problema”.

El presidente Jair Bolsonaro, asumido hace ocho meses, ha enfatizado reiteradamente la necesidad de “desarrollo de la región amazónica”, y ha implementado políticas que fomentan las prácticas de tala ilegal y quema. “Es absurdo, pero no debería sorprender a nadie”, dijo Carlos Rittl, secretario ejecutivo de la ong Observatorio Climático. “El presidente y su ministro Ricardo Salles (Ambiente) desmantelaron nuestras políticas socioambientales”.

La ministra de Agricultura es Tereza Cristina Dias, quien antes se destacó como cabeza del lobby agrícola en el Congreso. Dias dijo en 2018 que la ciencia ambiental “es parte de un complot marxista internacional”, y actualmente su ministerio promociona un “Plan de manejo forestal sustentable” que otorga concesiones en espacios selváticos a productores agrícolas hasta por 40 años. En enero, la ministra adelantó que su objetivo era que las tierras indígenas se abrieran a la agricultura comercial. Un 12% del territorio de Brasil está actualmente protegido de la agricultura comercial.

brasilia.jpg
La imagen satelital muestra las masas de humo que se desprenden de la foresta amazónica y los crecientes claros de tierra desnuda en el estado de Rondonia.

 

Los gobiernos de Bolivia y Paraguay no son inocentes

Brasil no es el único que quema bosques masivamente, ni el único cuyo manejo de la selva y las zonas forestales está cuestionado. Los focos de incendios descontrolados suceden desde hace al menos dos semanas también en Paraguay y Bolivia. El presidente Evo Morales viajó el miércoles a Santa Cruz de la Sierra, oriente boliviano, donde un incendio afecta desde hace dos semanas cientos de miles de hectáreas en la Chiquitanía, zona de transición entre la Amazonia y la región del Chaco.

Morales reconoció daños, aunque defendió el “chaqueo”, práctica agrícola tradicional de quema de áreas boscosas para ampliar tierras de cultivo. “Es importante controlar el chaqueo, pero también quiero que sepan: si los pequeños productores no chaquean, ¿de qué van a vivir? Es media hectárea, la situación del pequeño productor, máximo una hectárea de arroz para la sobrevivencia”, dijo Morales. “

En julio, el gobierno boliviano modificó el decreto que regula las tierras de producción forestal permanente para autorizar desmontes y quemas controladas en Beni y Santa Cruz, con fines agropecuarios. La Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap), criticó las políticas “extractivistas” promovidas por Morales, al que responsabiliza de lo que ocurre: “Evo ha aprobado organismos genéticamente modificados, agrocombustibles, expansión de frontera agrícola, exportación de carne a China, y finalmente este decreto del 9 de julio que permite la deforestación con fines agropecuarios”.

En Paraguay

Incendios prolongados por más de una semana quemaron unas 350.000 hectáreas próximas a la frontera con Bolivia. El bosque incendiado no era selva amazónica, sino bosque chaqueño. Este mes, el Comité de DDHH de la ONU consideró a Paraguay “responsable” de violaciones de derechos humanos por “no controlar adecuadamente actividades contaminantes ilegales”, en referencia al excesivo uso de agrotóxicos, algunos prohibidos a nivel internacional. Entre 1987 y 2012, Paraguay duplicó el área sembrada con fines comerciales, lo que incluyó la deforestación de 44.000 km2 al oeste para habilitar explotaciones ganaderas, según estudio de la Universidad Humboldt junto con el Instituto de Tecnología Agropecuaria (INTA) paraguayo.

brasilia.jpg
Morales contrató los servicios del avión bombero más grande del mundo, el Boeing 747 Supertanker (75.000 litros), a un costo de u$s 800.000 más u$s 16.000 por vuelo. Pero el desembolso no consiguió aplacar críticas por su apoyo al “chaqueo” (Fotos Peru21.com).Diario Norte

Related posts

Entre Ríos: Una nena de 2 años murió por terribles torturas y el padre y la madrastra se culpan entre sí

Diario Policial

Estaba preso acusado de abuso sexual pero una jueza lo liberó

Diario Policial

CHACO, Ruta 89: comienza el armado del puente

Diario Policial

Escriba un Comentario