DIARIO POLICIAL
Nacionales

Misiones: “Estoy aliviada, tarde o temprano uno paga por todo lo que hace”

“Yo no esperaba que pase, pero ahora estoy aliviada, porque tarde o temprano uno paga por todo lo que hace”. Las palabras le corresponden a Lucy Catani, ex pareja de César Javier D. S. (40), el misionero que estaba prófugo por homicidio en Brasil y que el fin de semana fue capturado en San Javier.

Al igual que el detenido, Catani es oriunda de la localidad misionera ubicada a la margen del río Uruguay y junto a él se fue a vivir a Brasil a mediados del 2000, pero tiempo después todo cambio y la violencia invadió el hogar que habían formado junto a cuatro hijos en el municipio de Ilhabela, en San Pablo.
Es que a mediados de la primera década del siglo XXI, el sujeto se relacionó con otra mujer con quien incluso también tuvo un hijo y de ahí devino una separación tras lo cual decidió dejar el hogar que compartía con Catani.
Luego de ello, la mujer pidió medidas de protección y en determinado momento el hombre regresó pretendiendo que todo siguiera igual, pero se enfrentó con las restricciones de parte de la Justicia y ello derivó en violentos ataques que culminaron en tragedia. El sujeto hirió gravemente a su ex pareja de una puñalada y luego mató al hermano de ella, que intentó interceder.
Los años pasaron pero Catani recuerda cada momento como si el tiempo no hubiese transcurrido.

En primera persona

La mujer dialogó en exclusiva con El Territorio y desde Brasil, donde continúa residiendo, recordó los duros momentos que atravesó y contó de qué forma recibió la noticia de la captura del sujeto, quien a pesar de haber sido condenado en tierras brasileñas, se encontraba prófugo desde hace varios años.
“Yo en el 2000 me vine a Brasil desde San Javier. Me vine con él, eramos casados en esa fecha. Vivíamos acá muy tranquilamente, pero después él embarazó a una chica casada, por lo que nos separamos y se fue de nuevo para San Javier. Estuvo un tiempo allá, algunos meses, no recuerdo bien. Mientras tanto, yo me quedé sola con los chicos”, comenzó relatando.
Y continúo: “Fue ahí que le pedí al juez de acá una medida protectiva para que él no vuelva, pero después él decidió volver y pasó lo que pasó”.
La mujer contó que había conseguido de parte de la Justicia una restricción mediante la cual su ex pareja no podía entrar a su vivienda, pero el hombre en un momento volvió y la incumplió.
“Él llegó y entró como si nada. Yo ahí me fui hasta el juzgado y pedí que una autoridad me acompañe hasta casa para poder sacarlo y lo sacaron. Eso fue a las 18 más o menos, él se fue, pero a la noche vino e intentó prender fuego la casa conmigo y los chicos adentro”, señaló.
Pero eso no fue todo, ya que al día siguiente el hombre llevó adelante el hecho que por el cual ahora deberá pasar 14 años tras las rejas.
“Por la mañana nos sacaron de nuestra casa un abogado, la Policía y un personal que protege a los niños, yo me iba a ir de la casa hacia lo de mi hermano. Entonces llevamos a los chicos a un lugar donde quedarían bajo protección y yo volví a buscar mis cosas a mi casa. Fue en ese momento que estaba juntando mis cosas cuando él salió desde adentro del ropero con el cuchillo en la mano y me dio un cuchillazo en el pecho”, recordó Catani.
Fue en esa instancia que el hermano de la mujer, Rogelio Catani, también oriundo de Misiones e incluso pareja de la hermana del acusado, intentó interceder, pero también fue atacado con el arma blanca y en su caso la lesión fue tal que minutos después le terminó ocasionando la muerte. El hecho ocurrió en julio de 2006.
“Yo me caí en el portón y mi hermano le golpeó con un palo de escoba y él hirió a mi hermano y se fugó. Automáticamente los vecinos llamaron a la Policía yo estaba herida en el portón y mi hermano adentro de la casa. Cuando atacó a mi hermano, mi hijo mayor le golpeaba con un palo y él dejó a mi hermano y salió corriendo tras mi hijo, pero una vecino lo recogió y lo puso dentro de la casa”, continuó Catani con su crudo recuerdo.

Liberación, fuga y captura

La mujer añadió que para ese entonces ya toda la Policía había acudido a la escena y el sujeto no pudo escapar, por lo que quedó detenido.
Sin embargo, los años pasaron y el hombre no recibía su correspondiente condena, por lo que tiempo después recuperó la libertad con determinadas condiciones que luego dejó de cumplir.
“Estuvo dos años y cinco meses en la cárcel. La Justicia acá tiene un tiempo determinado para darle la condena y ese tiempo expiró, entonces lo soltaron. Pero no podía salir del país ni estar sin contacto con la Justicia y tenía que tener todas las direcciones actualizadas”, puntualizó Catani.
Desde allí aparentemente el hombre primero se mudó a Florianópolis y después a otras localidades de Santa Catarina, pero de un momento a otro no se tuvieron novedades suyas.
A pesar de ello, el proceso judicial en su contra continuó y terminó siendo declarado culpable y sentenciado a una pena de 14 años de prisión como autor del delito de homicidio simple. Sin embargo, faltaba encontrarlo y atraparlo para comience a purgar su pena tras las rejas.
La mujer estima que el hombre se había asentado nuevamente en Misiones en 2012 o 2013, pero lo cierto que el fin de semana terminó siendo recapturado en San Javier, donde incluso tenía una nueva pareja y trabajaba como albañil.
La detención del condenado la concretaron efectivos de la División Investigaciones de Fugitivos y Extradiciones del Departamento Interpol de la Policía Federal Argentina (PFA), quienes contaron con el apoyo del personal de Inteligencia Criminal y de la División Investigaciones de la Unidad Regional VI de la Policía de Misiones.
Tal como ya publicó El Territorio, los pesquisas lo habían localizado la semana pasada y durante varios días lo siguieron atentamente, hasta que el sábado consideraron que el momento oportuno para actuar. Se abalanzaron sobre él, lo esposaron y lo detuvieron.
“Yo ya no esperaba que pase. La audiencia fue a fines del año pasado, creo, y desde ahí yo ya sabía que lo condenaron, pero de él no sabía más nada. Yo pensé que se había ido a Paraguay, no creía que lo llegaran a atrapar. Ahora estoy aliviada, porque tarde o temprano uno paga lo que hace. Mi papá murió sin ver hacerse justicia, pero mi mamá debe estar feliz”, expresó Catani respecto a la captura del violento.
Y añadió: “Creo que se hizo justicia por mi hermano. Yo a él lo recuerdo con mucha tristeza, él dejó un hijo chiquito con la hermana de César. El nene tenía un año cuando pasó todo, ahora tiene 14 y él pregunta por su papá, quiere saber. Es inevitable tocar el tema”.
Ahora, desde el sábado, el hombre permanece detenido a la espera de que se concreten todos los trámites y protocolos correspondientes para entregarlo a la Justicia brasileña. Deberá cumplir la condena impuesta en su contra y además de ello responder por con la cuota alimentaria que debe desde que se ausentó de su casa.

En cifra

14

Los años de prisión que deberá cumplir César Javier D. S. Había sido liberado en su momento por no tener condena, pero incumplió las condiciones.

Fuente: El Territorio

Related posts

Jardinero durmió a la dueña con unos mates y le robó todos sus ahorros

Diario Policial

Chaco: “Por ocultar información”, detuvieron a los padres la menor

Diario Policial

Villa Angela; Caso Maira Benítez: inicia juicio con dos acusados de asesinato y tres supuestos encubridores

Diario Policial

Escriba un Comentario