DIARIO POLICIAL
Nacionales

Misiones; María Adorno: “Sería una injusticia que puedan seguir con sus vidas como si no hicieron nada”

Mientras en el ámbito judicial se analiza la excarcelación de los automovilistas detenidos por correr picadas en la avenida Uruguay de Posadas, María Soledad Adorno (38) espera en la habitación 19 del hospital Madariaga que le confirmen cuándo será la cirugía reconstructiva de la pierna que le permitiría volver a caminar.

Es la conductora del Hyundai Coupé Génesis que el lunes a la madrugada, camino a su trabajo en el Mercado Central de Misiones, fue atropellada de atrás por el Volkswagen Gol con el que Alejandro Gabriel R. (18) corría picadas junto a Franco Javier M. (21), al mando de un Renault Clio.
La violencia del impacto provocó que el coche importado haga medio giro y termine contra una camioneta que estaba estacionada, hundiendo la puerta de su lado. El sistema de airbags evitó la muerte pero no las lesiones que por estas horas mantienen a la conductora sujeta a un tutor externo inmovilizador y a Fabiana, la chica que la acompañaba, con una férula en la pierna, aunque en este caso puede andar (con dificultad).
En ese contexto, María Soledad aceptó dialogar con El Territorio para mostrar el enorme daño que provocaron los jóvenes con su conducta temeraria. No solamente la dejaron postrada sino que está imposibilitada de moverse, por lo que depende constantemente de su familia y es consciente de que deberá tener mucha fortaleza para afrontar el largo proceso de recuperación.
Tres días después del episodio que le cambió la vida, siente que en esas condiciones está presa, por lo que le aterra pensar en la posibilidad de que quienes la llevaron a ese estado recuperen la libertad.
“Estoy desanimada, con las piernas rotas, lesiones múltiples y lo único que sé es que estas personas van a tener que pagar de alguna manera por lo que hicieron”, manifestó ayer en el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva en relación a los conductores detenidos. La mujer fue contundente al opinar que sería “una burla para la sociedad que quedaran en libertad”.
En ese punto reflexionó: “Por mi estado de salud estoy presa en el hospital, no me puedo mover y los médicos anticiparon que serán alrededor de ocho meses de recuperación, por lo que sería una absoluta injusticia que puedan seguir con sus vidas como si no hicieron nada”.
“Esa madrugada me iba a trabajar como lo hago todos los días, porque eso me enseñaron desde chica, y estar de esta forma ahora, inmovilizada, con dolores y dependiendo de mi familia, me bajonea bastante porque a mí me quitan el trabajo y me quitan la vida”, acotó.

Al mismo tiempo, afirmó que hará “lo imposible para salir de esto porque sé que pudo haber sido peor y si analizo las cosas de esa forma, le agradezco a Dios por haberme dado la posibilidad de seguir viviendo”.

“En segundos lo tenía encima”

 
Sobre los minutos previos al impacto, la mujer recordó que “iba otro auto adelante mío, a la misma velocidad que yo, despacio, no lo podía pasar por arriba. Después escuché ruidos del auto que venía a alta velocidad, por eso me corrí un poquito, pero igual me impactó así como venía”.
Sobre ese momento, detalló: “Lo vi venir pero lo vi muy lejos, por eso me imagino que venía a una velocidad excesiva. Imaginate que lo veo en Cabred y Uruguay, pero a pocos segundos lo tenía encima”. El impacto fue a pocos metros de la intersección con la calle Florencio Sánchez.
Soledad contó que una vez producido el choque, su auto hizo medio trompo e impactó contra una camioneta y que tras la activación del sofisticado sistema de airbags, perdió el conocimiento. Fabiana avisó al hermano (Santiago), que llegó a los pocos minutos a la escena y detrás de él los patrulleros.
“Si él (por el conductor del Volkswagen Gol) iba despacio, como dice, yo no iba a estar de esta manera ni mi amiga en estado de shock, tratando de salir adelante como yo”, añadió en relación a la declaración indagatoria del acusado en la que aseguró que no circulaba a gran velocidad y que el vehículo de María Soledad se cruzó de forma imprevista.

“Basta con ver los videos de las cámaras donde está claro la imprudencia que cometieron. Por culpa de ellos estamos acá ahora, pero pudimos haber muerto”, sintetizó.

Acciones de la querella

El abogado Luis Duarte se constituyó como querellante particular en la causa en representación de Adorno. Adelantó que impulsará acciones legales a la compañía de seguros del coche involucrado de modo directo y a los causantes por daños y perjuicios. Hasta anoche, ambos seguían detenidos e imputados por el delito de picadas ilegales (artículo 193 bis del Código Penal), en el caso del chofer del Clio, y picadas ilegales y lesiones graves en concurso real, en relación al conductor del VW Gol.
Fuente: El Territorio

Related posts

Preso un obereño acusado de robarle el auto a su patrona

Diario Policial

“Hasta para robar hay que ser inteligente y yo me considero un tipo inteligente”, dijo un intendente salteño

Diario Policial

Fingió su secuestro para sacarle a su pareja 100 mil pesos

Diario Policial

Escriba un Comentario