DIARIO POLICIAL
Nacionales

Imputaron por inducción a la fuga al hombre que retuvo en Posadas a un menor

El hombre detenido por retener a un menor de 12 años en Posadas fue trasladado en la víspera hasta el Juzgado de Instrucción Uno de Posadas, que lleva el caso, para concretar la audiencia indagatoria. Allí decidió dar su versión de los hechos, fue imputado formalmente y por el momento seguirá detenido a la espera de los avances de la causa.

Según consignaron a El Territorio diversas fuentes ligadas al proceso, Máximo Alberto Q., de 35 años, aseguró ante el juez Marcelo Cardozo que se encontró con el menor y lo que hizo fue acompañarlo. Señaló que lo llevó al baldío porque fue el menor quien no quería volver a su casa.
Detalló que se encontró con el chico en una cancha y que éste le dijo que estaba solo en la casa y fue justamente por eso se fue con él. El implicado, que es analfabeto y no tiene domicilio fijo ni familia en Posadas, se describió como una buena persona y que no busca hacerle daño a nadie.
Las autoridades judiciales lo imputaron por el delito de inducción a la fuga de un menor, que está tipificado en el artículo 148 del Código Penal Argentino. Éste indica que “será reprimido con prisión de un mes a un año, el que indujere a un mayor de diez años y menor de quince, a fugar de casa de sus padres, guardadores o encargados de su persona”.
Según lo detallado por las fuentes consultadas, hasta el momento no hay mayores elementos para acusarlo de un delito más grave, como un ataque sexual o privación ilegítima de la libertad. En este sentido, uno de los impedimentos con los que se encontraron los pesquisas es que el pequeño, que tiene un retraso madurativo, no dejó que le realicen estudios médicos de rigor en estos casos.
De todas formas, la investigación continúa y la figura penal podría modificarse con el avance de la investigación. Además se supo que el detenido tendría algún tipo de discapacidad, por lo que se van a ordenar pericias psicológicas. “No es un caso fácil”, definieron los pesquisas.

El hecho

 
Como viene informando este medio, el pequeño de 12 años desapareció el último sábado en horas de la  tarde en la chacra 129 y fue hallado en aparentes buenas condiciones casi 24 horas más tarde en Itaembé Miní. La participación de los vecinos en la búsqueda fue clave, además del accionar policial.
Según reconstruyó El Territorio en base a fuentes policiales, un hombre llamado Rafael fue el primero en alertar el día domingo que había visto al pequeño cerca de las 19.30 del sábado -pocas horas después que se denunció la desaparición- en la chacra 122.
Esta persona señaló que el niño estaba con un hombre y que ambos lo habían saludado e incluso cambiaron palabras: le dijeron que irían a Itaembé Miní, por lo que de forma inmediata una dotación se fue hasta la zona. Al parecer el hombre le habría comprado golosinas en un local cercano, momento que quedó retratado.
Paralelamente a eso, otro vecino, residente del barrio María Elena Walsh, dio aviso momentos más tarde -llamó al sistema 911- que el menor estaba en una especie de baldío, con malezas y árboles, frente al Club Vial , sobre la calle 147 del populoso barrio en las afueras de Posadas. El lugar es conocido como Asentamiento Tacuarita.
Un móvil que estaba cerca acudió al pedido y rápidamente pudieron identificarlo con el mayor señalado. Los uniformados ya contaban con el video de cámaras de seguridad de un mercado y de la vía pública, en el cual se lo veía junto al niño y fue por esta razón que lo reconocieron.
El encuentro con la familia, momentos más tarde fue de mucha emoción y lágrimas. El pequeño recibió muchos abrazos y también se lo vio muy emocionado. Un alivio para sus cercanos y la comunidad posadeña en general, que había replicado la foto del joven en todas las redes sociales para ayudar con la búsqueda.
“A él lo resguardaron otros hombres de la calle, que no estaban tan mal como el que lo llevó”, detalló el tío del niño desaparecido horas después al programa Acá te lo Contamos por Radioactiva. Entonces confirmó que estaba muy bien de salud y que la Policía estaba hablando con él para saber lo que había sucedido.
Sobre el momento de la desaparición detalló: “Fueron 30 segundos de descuido y el chico no estaba más. Gracias a todos se lo pudo buscar rápido”.

En cifra

24

El pequeño estuvo perdido cerca de 24 horas y fue hallado en un baldío de Itaembé Miní, donde pasó la noche junto a otros indigentes.

Fuente: El Territorio

Related posts

Depresiva mató a su hijo discapacitado y se ahorcó

Diario Policial

Resistencia: buscan establecer por qué la mujer instigó a que un joven mate a su papá

Diario Policial

Homicidio de la docente: forense declaró que Mary Ferreyra fue torturada antes de su muerte

Diario Policial

Escriba un Comentario