DIARIO POLICIAL
Nacionales

Misiones, María Piris: “Mi hijo roba para drogarse, pero no alcanza que esté preso”

“Hay que ver lo que es acá cuando oscurece. No quiero dar nombres porque tengo hijas chicas, pero hay demasiada droga en San Miguel. Y las autoridades saben bien lo que tienen que hacer, pero nadie hace nada. Lo único que hacen es agarrar a los chicos y maltratarlos. Y no estoy poniendo excusas, porque no me gusta lo que hace mi hijo, pero no alcanza con darle una paliza y meterle preso dos o tres días”, reflexionó María Piris (41), madre de un joven discapacitado con serios problemas de adicción y antecedentes por hechos contra la propiedad.

Desesperada por una situación que la desborda, la mujer decidió hacer público el caso de su hijo Braian Ezequiel Melo (19), quien desde el martes permanece detenido en la comisaría de General Alvear acusado del hurto de una garrafa de 10 kilos de gas y un bolso con herramientas.
En diálogo con El Territorio, Piris exhibió el certificado médico donde consta que el muchacho padece retraso mental y epilepsia, producto de un grave accidente doméstico a temprana edad que le produjo una fractura de cráneo y secuelas permanentes.
En tanto, señaló que “Braian va a tarefear y con lo que gana compra drogas, pero se sabe que cuando no tienen para comprar los adictos roban. Creo que mi hijo por ahora no le apretó a nadie con un cuchillo, pero puede llegar a eso. No digo que no, y me preocupa que lastime a alguien o que lo lastimen a él”.

Lejos de justificar el accionar delictivo, aseguró que consume desde los siete años y nunca encontró ayuda concreta del Estado, por lo que reclamó que “algún juez ordene que lo internen, que lo obliguen a hacer rehabilitación, porque a mí no me hace caso. Es triste reconocer que mi hijo roba para drogarse, pero no alcanza con meterle preso unos días. Tampoco pido que lo suelten, pero preso no puede estar porque es discapacitado”.

Pedido de auxilio
 
Visiblemente angustiada por la adicción que consume a su hijo, Piris comentó que los problemas comenzaron cuando Braian tenía poco más de un año y medio y se le cayó encima una pileta de lavar que le aplastó la cabeza.
Después falleció su padre, víctima de un accidente en moto cuando volvía de trabajar. El siniestro se produjo a pocas cuadras de su casa y el chico fue uno de los primeros en llegar a la escena.
“Mi marido tuvo un accidente con la moto llegando al barrio y murió en el instante. Braian tenía 7 años y vio cómo quedó el padre. Creo que nunca pudo superar ese trauma, aparte de la fractura de cráneo y las secuelas que tiene. No lo justifico, pero de chiquito sufrió mucho”, opinó la progenitora.
En medio de la entrevista, convertida en un pedido público de auxilio, consideró que “todos son buenos para señalar y acusar, pero para ayudar no aparece nadie. Según la Ley de Salud Mental, mi hijo no debería estar preso en una celda común porque es discapacitado. Para colmo le maltratan mucho. Total es un loquito, dicen”.
Sobre los presuntos apremios, mencionó que el martes por la noche pudo charlar unos pocos minutos con el joven, quien le manifestó que fue golpeado por efectivos policiales. “Braian me contó que le pegaron tanto que empezó a vomitar y dijo que no le llevaron al médico. Mi temor es que le maten y después digan que él se ahorcó. Creo que lo tienen tantos días preso porque está golpeado”, alertó.

Consultada al respecto, comentó que la reciente denuncia contra su hijo fue radicada por un vecino que reside a cinco cuadras de su casa.
“Yo hablé con el señor y me dijo que él no estaba, pero que otro vecino le dijo que fue Braian, que él no vio nada. Como si mi hijo fuera el único ladrón de San Miguel. Después la Policía allanó mi casa, pero no encontraron ni una aguja ajena”, remarcó.

Vino y clonazepam

Según comentó María Piris, su hijo comenzó a drogarse a los siete años, tras la muerte de su padre. Antes soñaba con ser jugador de Boca, una pasión que se fue diluyendo en la oscuridad de la adicción.
Incluso, indicó que por recomendación de su médico de cabecera actualmente el muchacho no toma la medicación específica para contrarrestar la epilepsia que lo aqueja.
Al respecto, precisó que “el doctor le retiró el remedio porque él toma alcohol y eso le hace peor. Los chicos mezclan vino y clonazepam, y se pierden. Un día le seguí y vi cómo le vendieron sin receta en una farmacia del centro. También hay mucha marihuana y cocaína en el barrio. Cada vez está peor, pero no puedo dar nombres porque sino me tengo que ir del barrio”.
“Yo trabajo desde los 12 años y siempre aconsejé bien a mis siete hijos. Todos estudian o trabajan, mi hija mayor es enfermera. Pero Braian tiene un retraso y, para colmo de males, cayó en las drogas. Sólo ruego que me ayuden a internarlo antes de que pase una tragedia”, subrayó Piris.
En tanto, cuestionó que el muchacho esté alojado en Alvear, siendo que reside en Oberá y a pocas cuadras de la Seccional Quinta. “Hacen a propósito para que no lo pueda ver”, indicó.
Fuente: El TERRITORIO

Related posts

Autorizan las salidas laborales de un violador pese a la advertencia de los peritos: “Es un pedófilo con componentes sádicos”

Diario Policial

Murió tras pelea a machetazos en San Vicente

Diario Policial

Florencio Varela Encuentran muerta a una joven embarazada y apedrean la casa de su novio

Diario Policial

Escriba un Comentario